Seguro para neumáticas y semirrígidas

Asesoramiento y Claves para el seguro de neumáticas o semirrígidas

Particularidades que hay que tener muy en cuenta

Muchos armadores (propietarios) piensan que al ser una embarcación de pequeña eslora (por normal general) solamente necesitan el seguro obligatorio de embarcaciones, con la función de un mero «quitamultas»; no obstante, desde un punto de vista de protección del patrimonio del consumidor es necesario considerar estas coberturas en función de sus necesidades y que la mayoría de veces no son valoradas por los propietarios:

Seguro voluntario de neumática o semirrígida

Se enfoca para esloras más grandes. ¿Por qué? Cuanta más eslora la probabilidad de causar daños más cuantiosos aumenta exponencialmente, por lo que la cobertura del seguro obligatorio se podría superar.

Por ello es conveniente contratar un seguro voluntario en función del tipo de embarcación, que podría ir desde 500.000 euros a 3.000.000 de euros (pensar que existen semirrígidas de más de 12 metros, y valor superior a 300.000 euros; ver ejemplo de una de 8 metros con un valor de 83.000 euros + IVA con motor incluído).

Contratándolo, el armador se verá protegido ante daños materiales superiores a 96.000 euros, que es la cobertura del seguro obligatorio.

Ejemplo de un siniestro grave: en un pantalán se incendia la embarcación y se propaga el fuego de su barco a los que estén amarrados al lado.

Seguro de reclamación de daños

El seguro obligatorio no cubre la reclamación de daños, es decir si un tercero le causa un daño a su embarcación y no dispone de seguro o de cobertura suficiente; si se niega a pagarle los daños causados y le quiere demandar, deberá correr con los gastos de abogados y judiciales.

El armador debe valorar si necesita esta cobertura o no. Yo la contrataría siempre, nunca se sabe lo que puede pasar.

Seguro de remolcaje en el mar

En este punto habría que matizar si se navega en aguas interiores (embalses, ríos, lagos) o en mar abierto, aunque sea cerca de la costa.

Pida presupuesto para el seguro de su lancha neumática o semirrígida en menos de un minuto

Para el primer punto y en base a mi experiencia y sobre todo por lo que me cuentan mis asegurados no es imprescindible, me suelen indicar que suelen tener remos y que por la proximidad con la orilla no temen por si se van a la deriva.

En cambio la cosa cambia cuando se está en el mar. Me suelen decir que solamente vamos cerca de la costa o a pescar un par de calamares y que no le ven peligro; nada más lejos de la realidad, una avería en el motor y con un poco de viento se pueden ir al garete fácilmente con el peligro que ello conlleva; por ello, la considero imprescindible.

Hasta aquí he asesorado sobre coberturas que no se suelen valorar y que son importantes en función de las necesidades del armador, ahora asesoraré sobre coberturas de daños y robo.

seguro para lanchas neumáticas y semirrígidas

Seguro de robo

Donde hay que tener máxima atención en esta cobertura es en lo siguiente y que afecta  a los motores fueraborda, grandes protagonistas en la mayoría de neumáticas y semirrígidas: para que estén cubiertas deben tener un dispositivo antirrobo, de venta en cualquier náutica especializada. Es una obligación para el asegurado y que se contempla en la gran mayoría de los condicionados generales de las compañías. Si no lo tienen y le roban el fueraborda simplemente porque lo han desentornillado, no se lo cubrirán.

Es importante comentar que incluso en los lugares de almacenaje en tierra (lo cual es muy habitual en neumáticas y semirrígidas) queda cubierto el robo siempre que esté en lugares cerrados (garaje de una casa por ejemplo). Para que exista robo tiene que haber fuerza en las cosas, si no es un hurto y no queda cubierto. Atención a los que las guarden en parkings públicos o de comunidad, que si no están bajo llave no quedan cubierto el robo.

Seguro de daños propios (todo riesgo)

Cada armador decide si necesita esta cobertura. En función del valor del barco es más o menos habitual contratarlo a todo riesgo, por mi experiencia a partir de 6.000 euros ya me suelen solicitar esta cobertura. Una exclusión muy relacionada con este tipo de embarcaciones es que no queda cubierto el siniestro si el fuera borda se cae al agua y se hunde.

Se puede contratar con o sin franquicia (es la cantidad que paga el tomador en caso de siniestro, y de esta manera la prima de seguro es más económica).

Ahora ya sabe las particularidades de las coberturas mínimas para un seguro de lancha neumática o un seguro de una semirrígida.

Respecto a qué garantías puede contratar irá en función de sus necesidades y de las características de la embarcación, pero para esto ¡ya nos preocupamos nosotros de asesorarle! Es nuestro valor añadido como corredores especialistas en seguros para lanchas neumáticas y semirrígidas.

Recuerde que estamos para asesorarle con el seguro de su embarcación. Si tiene alguna duda puede contactar con nosotros y se la resolveremos encantados.